Casa Boating – Obra argentina recibio reconocimiento internacional

DICIEMBRE 2020 Casa Boating Premio Internacional Carla Bechelli Arquitectos

Casa Boating

Una obra argentina recibió un reconocimiento internacional

El proyecto de la arquitecta Carla Bechelli mereció el premio Mejor Arquitectura Residencial Individual de América que otorga los International Property Awards.

La Boating House del estudio Carla Bechelli Arquitectos recibió el premio Mejor Arquitectura en la categoría Residencia Individual de América del International Property Awards. Esta sería la primera vez que un estudio liderado por una mujer argentina gana este premio internacional.

Este premio invita a que participen profesionales con obras residenciales y comerciales de todo el mundo. Celebra los logros de empresas que operan en todos los sectores de la propiedad y la industria inmobiliaria.

Casa Boating. Las esquinas vidriadas descomponen la arquitectura y permiten que los interiores se "expandan en la naturaleza".

La convocatoria se divide en regiones que cubren África, Asia Pacífico, Arabia, Canadá, el Caribe, América Central y del Sur, Europa, Reino Unido y EE. UU. Los participantes ingresan a su nivel nacional relevante y son evaluados por un equipo de profesionales altamente experimentado que cubre toda la gama de disciplinas inmobiliarias.

La Casa Boating está emplazada con vistas al río en ambos frentes, el proyecto explora la relación interior exterior en todo su potencial, integrándose al entorno e invitando al usuario a sumergirse en la naturaleza que lo rodea.

Cuando los arquitectos tomaron el proyecto, ya existía una estructura en el predio, con lo que el desafío para lograr un diseño completamente nuevo, contemporáneo y que vibre con su entorno fue mayor.

Casa Boating. Las amplias esquinas vidriadas proporcionan vistas panorámicas, potenciando la relación interior exterior.

Inspirados en la belleza del lugar, los diseñadores decidieron maximizar las vistas al agua. lograr un juego de volúmenes asimétricos y crear terrazas hacia el río.

Carla Bechelli asegura que las premisas del programa eran claras desde el inicio: “lograr amplias y flexibles áreas públicas de encuentro de familia y amigos en planta baja y privacidad en los niveles superiores, y al mismo tiempo invitar al contacto con el exterior en todos los ambientes aprovechando el entorno único con visuales elegidas curatorialmente”.

Los volúmenes aterrazados y las amplias esquinas vidriadas proporcionan vistas panorámicas, potenciando la relación interior exterior. Como resultado, estas esquinas descomponen la arquitectura y permiten que los interiores se “expandan en la naturaleza”. “Este efecto óptico se refuerza con el uso de vidrios sin marcos ni carpinterías en las esquinas para fusionar interior y exterior en un espacio continuo e ilimitado”, dice la arquitecta.

Casa Boating. Emplazada con vistas al río en ambos frentes, el proyecto explora la relación interior exterior en todo su potencial.

La forma es el resultado de bandas desfasadas, que parecen desmaterializarse en dirección al río. “Este juego de volúmenes asimétricos enriquece la espacialidad de la casa al tiempo que proporciona una interesante situación de luces y sombras. Además, crea espacios de transición entre el interior y el exterior, como terrazas y galerías que abrazan el entorno y fomentan la conexión con el exterior”, explica Bechelli.

En cuanto al programa, en la planta baja se diseñaron espacios amplios para el encuentro que permiten usos flexibles para grandes grupos o varios pequeños. En la segunda planta, un estar intimo central actúa como articulador entre los dormitorios con vistas pasantes a ambos lados del río circundante. La escalera completa esta articulación y conduce al último piso que se utiliza como lugar de encuentro privado de la familia, con terrazas y vistas 360.

Casa Boating. En la planta baja se diseñaron espacios amplios para el encuentro que permiten usos flexibles para grandes grupos o varios pequeños.

Recibida en la UBA, Carla Bechelli desarrolló una intensa actividad gerenciando proyectos en Argentina, Brasil y México. Con un respaldo de más de 580.000 m2 cubiertos proyectados, su estudio fue convocado por Rafael Viñoly Architects para la fase final del Museo Fortabat (2005), el desarrollo de los proyectos Acqua en Punta del Este Uruguay (2006-2008), Aeropuerto Internacional de Carrasco en Montevideo, Uruguay (2006-2009), y el Masterplan de la Estación Artigas y zonas aledañas al puerto en Montevideo (2010). En el 2011, Una obra de su estudio fue galardonada con el Premio ARQ-FADEA.